Data Center y el Internet de las cosas

Publicado 07 / 30 / 2019

El Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) es una tendencia que está cada vez más en auge, es un nuevo concepto que puede revolucionar la manera de vivir y facilitar las actividades tanto cotidianas como profesionales. Se trata de crear interconexiones entre una gran diversidad de objetos conectados a través de internet. 

 

No son únicamente dispositivos como smartphones, tabletas o consolas de videojuegos, es la posibilidad de conectar objetos cotidianos como un microondas o una despensa a internet. Las ventajas que esto supondría a nivel doméstico y, sobre todo profesional, son amplias; prácticamente se trata de dotar de capacidades de comunicación a todas las cosas que nos rodean. 

Si se llega a ampliar y producir la tendencia del Internet de las Cosas, tendría que existir una remodelación completa de los Data Center como se conocen actualmente. Habría un aumento de datos en la red, y por ende, un intercambio de información más amplia y continua.

Esto supone un mayor tráfico entrante y los Data Center necesitarían aumentar su capacidad de administrar una gran cantidad de datos provenientes de los objetos en tiempo real, tanto del campo profesional, como del ámbito doméstico. 

El Internet de las Cosas tiene un potencial efecto transformador en el mercado de los Data Center, sus clientes, proveedores de tecnología, modelos de ventas y marketing según Gartner. Esta organización estima que el IoT (Internet of Things) traerá 26 mil millones de unidades instaladas para 2020, y para ese momento, los proveedores de productos y servicios de IoT generarán ingresos que superen los 300 mil millones de dólares, basados principalmente en servicios.

La magnitud de las conexiones de red y los datos asociados con el IoT brindarán y aumentarán un enfoque de administración de Data Center que necesitará que los proveedores ofrezcan plataformas eficientes de administración de sistemas.

En un Data Center, el Internet de las Cosas puede aplicarse en:

  • La arquitectura. El volumen de información en un Data Center es muy grande, se requieren cambios en las centrales de procesamiento. Es necesario implementar cambios en la arquitectura para administrar toda la información de forma homogénea, respaldar el volumen de la misma y contar con soluciones para el almacenamiento remoto y el ancho de banda de la red.
  • La reducción en los tiempos de respuesta. En los Data Center se requiere que las conexiones entre los diferentes dispositivos sean confiables, por ello se necesita de un transporte de datos en tiempo real, el más rápido que existe y disminuye los tiempos de espera.
  • Tráfico de salida. En la mayoría de Data Center se necesita un gran soporte para una enorme cantidad de tráfico de información de salida; el IoT permite que la gran cantidad de información generada sea primero almacenada y posteriormente revisada y analizada, generando informes para el personal que gestiona los datos.

Debido a que el Internet de las cosas dará paso a una mayor cantidad de dispositivos interconectados, se requiere que el Data Center sea flexible en cuanto a su expansión para atender las necesidades de sus clientes, los cuales pueden necesitar de mayor espacio en cualquier momento, teniendo en cuenta los dispositivos conectados y sus actividades del día a día.

Una característica del IoT es que los datos que son recogidos pueden llegar de forma impredecible en cuanto a frecuencia, cantidad y calidad, por lo que se necesita un análisis exhaustivo basado en la información almacenada, así como de la automatización de los procesos para filtrar la información.

El Internet de las Cosas está revolucionando la tecnología de la información y ha impuesto retos a los especialistas de esta rama en cuanto a seguridad, privacidad y aprovechamiento de la eficiencia de los dispositivos que pueden ser conectados. 

En cuanto al Data Center, el IoT traerá mayores cambios cuando se implemente en su totalidad, por lo que es necesario volver a los Data Center más flexibles y eficaces para evolucionar al mismo paso que la tecnología y brindar mejores servicios a los clientes.

Referencias: